Terapia de arena caliente ¿En qué consiste y cuáles son los beneficios?

Redacción. _ Tocar la arena caliente es relajante y además, la arena caliente en el cuerpo es también una terapia que proporciona diversos beneficios a la salud.

 

Esta práctica es ideal sobre todo para calmar el dolor y mejorar la movilidad en pacientes con diversas dolencias.

 

Lo más importante es que, es una terapia que se puede realizar desde la comodidad del hogar y en cualquier ocasión. Los expertos recomiendan hacerlo en las horas de la mañana, en días alternos, hasta completar 10 sesiones.

 

¿Qué es la terapia de arena caliente?

La terapia de arena caliente, también llamada psammoterapia, se basa en las propiedades de la arena de retener el calor y transmitirlo al cuerpo de forma gradual y uniforme.

 

Esto logra dilatar los vasos sanguíneos, mejora el suministro de sangre a los órganos y a los tejidos y órganos, promoviendo la activación de diversos procesos bioquímicos.  Bajo el calor, los músculos se relajan, se reducen los dolores y se mejora la salud, especialmente en personas que se encuentran en rehabilitación.

 

Beneficios de los baños de arena caliente

  • Alivian los dolores de artritis y artrosis.
  • Reducen la inflamación y mejorar la movilidad articular.
  • Ayuda a la rehabilitación de pacientes con diversas patologías.
  • Apoya el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso periférico (neuralgias, neutritis) y enfermedades ginecológicas (especialmente inflamación del útero).
  • Ayuda al tratamiento de enfermedades crónicas del sistema respiratorio y urinario.

 

¿Cómo hacer terapia de arena caliente en la playa?

La terapia de arena caliente puede ser general o local. En el tratamiento general la persona debe cubrirse con arena caliente, mientras que en el local se aplica arena solamente sobre ciertas partes del cuerpo. La temperatura ideal de la arena es de hasta 60 ° C.

 

Procedimiento:

Para hacer la terapia general, haz un hoyo poco profundo de tu altura y recuéstate dentro. Tu cabeza debe mantenerse a la sombra, por eso debes utilizar una sombrilla o un toldo.

 

Limpia el cuerpo con una toalla para que la piel esté bien seca y recuéstate boca arriba. Pídele a una persona que te cubra el cuerpo con arena, como si fuera una lluvia fina, en una capa no mayor a 2 centímetros.

 

En la terapia parcial, los brazos y las piernas se deben cubrir con una capa de arena de 8 a 10 centímetros. La duración del baño de arena caliente no puede exceder los 30 minutos para los adultos y 10 minutos para los niños. Luego de la sesión, es recomendable darse una ducha tibia a una temperatura de 36 a 37 ° C) y descansar durante media hora a la sombra. En las próximas 2 o 3 horas no se recomienda tomar sol ni nadar.

 

Consejos importantes a tener en cuenta

El área del corazón debe permanecer descubierta. Ante cualquier incomodidad que sienta la persona, como los latidos cardíacos rápidos, debe detenerse la terapia de inmediato y colocar en la frente una compresa fría.

 

Contraindicaciones. 

Las personas que sufren enfermedades inflamatorias graves, como neoplasias malignas y benignas, epilepsia, patologías cardíacas, hipertensión y sangrados no deben hacer la terapia de arena caliente.

 

No se debe olvidar que la playa es un lugar ideal para la reproducción de diversas bacterias y hongos, por eso se aconseja no excavar en la arena húmeda, sino hacerlo superficialmente en la arena calentada por el sol. También se debe tener cuidado de no llevarse la arena a la boca y lavarse bien las manos con agua y jabón al terminar, antes de poder darse una ducha.

 

También le puede interesar:

Post a Comment